Archivos

Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE
La diferencia entre desinfectar, higienizar y limpiar

La diferencia entre desinfectar, higienizar y limpiar

- ⏱ 3 Minutos de lectura -

¿Cuál es la diferencia de estos tres términos?

La limpieza de la casa o de cualquier espacio vital es un término genérico que significa cosas diferentes para cada persona.

La definición de limpieza puede significar recoger los juguetes o fregar los platos. Pero hay distintas definiciones de limpieza, higienización y desinfección de superficies en hogares, limpieza de garajes, zonas comunes, escuelas y lugares públicos.

Estas definiciones se establecen para definir el nivel de contaminación microbiana que queda en una superficie después de su tratamiento.

Para las personas, estos términos le ayudarán a leer mejor las etiquetas de los productos y a determinar si los productos que está utilizando proporcionan el nivel adecuado de saneamiento necesario.


Definición de limpieza

La limpieza es el proceso de eliminar los residuos visibles, la suciedad, el polvo y organizar un espacio. La limpieza de una superficie utiliza jabón o detergente y, normalmente, agua para eliminar la suciedad y los gérmenes mediante una acción química (limpiador), mecánica (fregado) y térmica (temperatura del agua).

La limpieza no siempre mata las bacterias y los gérmenes, pero elimina algunos de ellos y ayuda a reducir el riesgo de propagación de infecciones.

DefiniciOn de limpieza


Definición de desinfección

Cuando un producto afirma que desinfecta una superficie, promete reducir el nivel de gérmenes que podrían ser perjudiciales para la salud para cumplir con las normas o requisitos de salud pública. La higienización reduce, no mata, el número y el crecimiento de bacterias, virus y hongos.

La desinfección es especialmente importante en las zonas de preparación de alimentos, donde los gérmenes y los hongos pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos.


Definición de higienización

El acto de higienizar mata a los organismos microscópicos (bacterias, virus, hongos) en las superficies.

La higienización se consigue normalmente utilizando productos químicos que matan a los organismos y evitan su propagación.

Los artículos también pueden desinfectarse utilizando luz ultravioleta germicida de longitud de onda corta que rompe el ADN de las bacterias y los gérmenes, dejándolos incapaces de dañar o reproducirse. Se trata de la misma tecnología de luz UVC que se utiliza en las salas de cirugía de los hospitales para ayudar a eliminar las bacterias.

La higienización no elimina necesariamente la suciedad y los residuos visibles de una superficie y es mucho más eficaz si se realiza primero una limpieza básica.

Definición de higienización


¿Debes limpiar, higienizar o desinfectar?

La limpieza debe ser un proceso rutinario que se realiza a diario, semanalmente, mensualmente y por temporadas. La limpieza básica mantiene el orden, reduce el crecimiento de organismos potencialmente dañinos, ayuda a mantener las plagas bajo control y protege la inversión que ha hecho en tu casa y tus pertenencias.

La desinfección es importante para la salud y la higiene, y es particularmente importante en las superficies comunes como las encimeras, los pomos de las puertas, los interruptores de la luz, los paneles táctiles y cualquier superficie que entre en contacto con fluidos corporales.

La higienización debe realizarse siempre que alguien de la casa esté enfermo o si alguien tiene el sistema inmunitario comprometido. Seguir las instrucciones de la etiqueta y utilizar correctamente los desinfectantes es vital para eliminar los microorganismos. Si el producto no se utiliza correctamente, el proceso sólo ofrece una falsa sensación de seguridad.


Consejos para limpiar, desinfectar y sanear correctamente

La mejor manera de proteger a tu familia de las enfermedades infecciosas es limpiar la casa, planificando una limpieza rutinaria diaria.

La mejor manera de proteger a nuestra familia es limpiar las encimeras, los pomos de las puertas, los interruptores de la luz y las superficies comunes con un paño de microfibra sumergido en una solución de agua caliente y un limpiador multiuso dos veces al día.

«La ligera abrasión del paño de microfibra y la solución limpiadora levantarán y diluirán los microbios que se hayan depositado en las superficies»

Si alguien en tu casa está enfermo o tiene el sistema inmunológico comprometido o hay un brote viral generalizado en la comunidad, añade productos de saneamiento o desinfección a tu rutina de limpieza habitual.

 


Lee las etiquetas y sigue las instrucciones

Casi todos los productos desinfectantes, deben permanecer en una superficie de cuatro a diez minutos para eliminar eficazmente los gérmenes y las bacterias. Debes utilizar una cantidad suficiente para mantener la superficie húmeda durante todo ese tiempo y luego dejar que se seque al aire.


Utiliza los productos con seguridad

No mezcles productos químicos cuando limpies.

La lejía, un excelente desinfectante, así como el amoníaco, un excelente limpiador, cuando se mezclan producen un gas tóxico. Proporciona siempre una ventilación adecuada cuando utilices cualquier tipo de producto de limpieza.

Utiliza gafas y guantes de protección cuando utilices productos químicos agresivos. Y lávate siempre las manos con agua caliente y jabón después de manipular prendas sucias, vaciar los contenedores de basura y utilizar cualquier producto de limpieza.


Combina el mejor producto de limpieza con el objeto a limpiar

Los dispositivos electrónicos, como mandos a distancia, mandos de juegos, teléfonos móviles, teclados y tabletas táctiles, son algunos de los objetos más sucios de nuestra casa.

El calor de los dispositivos favorece que las bacterias salgan y se multipliquen. Pero estos artículos no se pueden limpiar con agua, jabón y lejía.

Consulta las instrucciones de limpieza del fabricante y utiliza una toallita desinfectante o con alcohol para limpiar estos dispositivos.

4.5/5 - (22 votos)
Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE