Archivos

Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE
Limpia tu lavadora con estos consejos

Limpia tu lavadora con estos consejos

- ⏱ 3 Minutos de lectura -

Mantén tu lavadora siempre limpia con nuestras recomendación

Limpiar y mantener a punto los grandes electrodomésticos del hogar es una de las peores tareas de limpieza de la casa. Siempre lo vamos a largando y el problema está en que si tardamos demasiado tiempo, estos electrodomésticos finalmente se estropearán con más facilidad lo que puede resultar un imprevisto desembolso económico para nuestro bolsillo.

Por ello, hemos decidido facilitarte este proceso y enseñarte cómo limpiar uno de los electrodomésticos más necesarios; la lavadora, así, puedas ahorrar dinero y sobre todo quebraderos de cabeza.

Mantén tu lavadora siempre limpia con nuestras recomendación

Cómo mantener la lavadora impoluta

La lavadora es uno de los electrodomésticos más importantes del hogar ya que irremediablemente gran parte de la suciedad de nuestra ropa queda en ella. Por no hablar de que cualquier suciedad u olor que quede en ella se trasladará ipso facto a nuestras prendas e incluso pueden llegar a dañarlas.

Por lo tanto, es muy importante saber cómo limpiarla. Pero además de insistir en la realización de una limpieza al menos 2 veces al año, también es aconsejable realizar pequeñas acciones diarias para mejorar su funcionamiento. Por ello a continuación, te ofrecemos algunos consejos que te servirán de aliados:

– No llenes a tope tu lavadora. Ahorras agua si, pero si superas la carga recomendada probablemente acabe por estropearse antes de lo esperado.

– Al acabar el lavado, deja siempre la puerta abierta para ventilar por dentro y evitar la acumulación de humedad.

– Limpia los compartimentos al menos una vez cada 2 meses. Así como el exterior de tu lavadora, intenta limpiarlo diariamente con un paño húmedo.


Limpia correctamente la carga superior de tu lavadora

Pues el proceso es bastante sencillo. Llena la lavadora con agua caliente y después, añade en el dispensador un litro de lejía o en su lugar vinagre y posteriormente activa un ciclo normal de lavado.

Para la limpieza del filtro es similar, así que tenlo presente y elimina todos los restos que encuentres botones, servilletas, etc. A continuación, llega el turno de los dispensadores, para ello agua y lejía. Si el agua de tu zona de residencia tuviera mucha cal, utiliza un producto anti cal para que la limpieza sea más profunda.

No dejes en el olvido la limpieza de la goma pese a que se acumule menos humedad, esto no implica que no pueda aparecer bacterias o moho en su interior. Así que recuerda, sécalo tras cada lavado.


¿Cómo limpiar una lavadora sucia o con mal olor?

¿Has notado que tu lavadora está atascada o huele mal? ¿Tu ropa recién lavada tiene un olor rancio o a humedad? Estos son hallazgos comunes y suelen deberse a un uso o mantenimiento inadecuado de la lavadora. Afortunadamente, ¡es fácil de remediar! Algunas de las causas posibles son:

– Lavas la ropa sucia y muy sucia a una temperatura demasiado baja, lo que no permite eliminar las bacterias.
– Cierras la puerta de la lavadora en cuanto sacas la ropa lavada, sin dar tiempo a que el tambor se seque al aire.
– Dejas la ropa en la lavadora demasiado tiempo después del ciclo de lavado. Se produce un mal olor y crecen las bacterias.
– Las juntas del tambor no se limpian regularmente. Se acumulan residuos, restos de detergente y bacterias.
– Tu dispensador de detergente no se limpia regularmente y los residuos de detergente lo obstruyen.


¿Cómo puedes limpiar correctamente una lavadora sucia o con mal olor?

Estos son nuestros sencillos y eficaces consejos para la limpieza y el mantenimiento de tu lavadora. Dependiendo del estado de tu máquina, puedes probar con seguridad varios de ellos:

Buena limpieza al vacío: El lavado a bajas temperaturas, es decir, hasta 40°C, no elimina las bacterias de la ropa. Estas bacterias se asientan en la máquina y crecen, dejando malos olores. Para eliminarlas, vierte 1 litro de vinagre blanco en el tambor de la máquina y ejecuta un programa en vacío a una temperatura de 90°C. Esto desinfectará la lavadora y se debería hacerse dos veces al año para mantenerla.

Limpieza del tambor: Si se instalan olores desagradables, empapa un paño limpio en vinagre blanco y limpia el interior del tambor de la máquina, la junta del tambor que recoge los residuos y los restos de productos de lavado, y la ventana. El vinagre blanco desinfecta y hace que tu lavadora huela fresco. Deja la puerta abierta después de cada lavado para que el tambor se seque correctamente.

Limpia el dispensador de detergente: El depósito de detergente recoge los residuos de detergente y suavizante. Además, está constantemente expuesta a la humedad de la lavadora. No es raro que huela mal y que aparezca moho. Retíralo y límpialo con una esponja y un limpiador. Para eliminar los restos de detergente, vuelve a introducirlo y añade 2 litros de agua hirviendo y vinagre blanco. Puedes añadir unas gotas de aceite del árbol del té, que es un eficaz y natural anti moho.

Limpia las juntas: Empapa un paño limpio en vinagre blanco y limpia las juntas sucias y enmohecidas para eliminar los restos de detergente, la suciedad, el moho y las bacterias. Si el moho es persistente, frota con una esponja de dientes suaves empapada en agua caliente, detergente y vinagre blanco. Comprueba regularmente el estado de tus juntas y retira los residuos que se acumulan después de cada lavado.

Limpia el filtro: Si los olores persisten, limpie el filtro, que suele estar situado en la parte inferior de la máquina. Consulta el manual de la lavadora para localizarla. Coloca una palangana y una fregona debajo del filtro. Drena el agua desenroscando el filtro, pero no lo quites del todo para que salga toda el agua de la máquina. A continuación, retira el filtro y pásalo por agua limpia para eliminar la suciedad que se haya adherido a él, y vuelva a colocarlo.

Piensa en la manguera de suministro de agua: La tubería de entrada de agua puede estar obstruida con residuos o simplemente colocada demasiado alta, lo que no permite que el material drene correctamente. No dudes en limpiarlo y ajustar su altura si es necesario.

Recuerda y mantén bien presente que saber cómo limpiar correctamente la lavadora no es lo único y más importante, su mantenimiento diario es la clave absoluta para alargar su vida.

Esperamos que estos trucos sobre cómo llevar a cabo una buena limpieza de la lavadora te sean útiles y puedas extrapolarlos a todos los electrodomésticos de tu casa, y el resto de la limpieza ya no te resulte un problema.

4.7/5 - (21 votos)
Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE