Archivos

Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE
Como tener tus cristales, siempre brillantes

Como tener tus cristales, siempre brillantes

- ⏱ 2 Minutos de lectura -

Cómo mantener tus cristales siempre brillantes

Limpiar los cristales es una de las tareas más tediosas cuando se limpia un domicilio, ya que de no hacerlo correctamente no quedaran completamente limpios y su aspecto quedara marcado con manchas y sombras muy difíciles de quitar

Cómo mantener tus cristales siempre brillantes

Te recordamos que después de una temporada de lluvias o de una tormenta especialmente fuertes, los cristales son los que más sufren las consecuencias ya que aunque el agua se seque en poco tiempo, las marcas que deja no se quitaran si no se limpia a conciencia. Por este motivo, queremos ofrecerte algunos trucos y consejos para saber las mejores maneras de eliminar estas molestas manchas de la manera más rápida y efectiva.

Los cristales que dan al exterior son los que más sufren el efecto de las tormentas y lluvias de verano, quedando irremediablemente sucios y marcado con el agua que ha caído, sobre todo si el agua arrastraba restos de tierra, convirtiéndola en barro, manchando doblemente los cristales. Los expertos en limpieza de comunidades recomienda limpiar los cristales inmediatamente después de la lluvia, para evitar que se seque y sea después mucho más difícil de limpiar. Obviamente habrá que esperar a que la temporada de lluvias pase, si hay previsión de más lluvia, para evitar realizar un trabajo que resultaría inútil en unas horas.


Productos de limpieza para cristales

Para limpiar los cristales, existen una gran cantidad de productos específicos para la limpieza de cristales. Entre ellos, los que contengan amoniaco son especialmente recomendados para limpiar cristal, ya que eliminan muy eficazmente la grasa que se adhiere a ellos y limpia rápidamente cualquier mancha que haya en ellos. Es importante recordar que si se utiliza amoniaco, es necesario aclararlo con agua y tener precaución, ya que es un producto peligroso en contacto con la piel de las personas, pudiendo llegar a causar quemaduras graves.

Para los cristales de mamparas, es necesario utilizar otro tipo de producto, ya que suele ser un agua cargada de minerales y sus manchas muy difíciles de eliminar de una forma convencional.

Te recomendamos escoger productos específicos para cada utilización, pudiendo recurrir a los métodos de limpieza y remedios naturales si así lo deseas, pero siempre siguiendo las indicaciones y las precauciones necesarias para que la limpieza no se convierta en un peligro, ya que algunos de los productos caseros que se utilizan puede causar lesiones, heridas y otros contratiempos a las personas que lo utilicen sin conocimiento.


¿Qué productos debes utilizar para limpiar los cristales?

Vinagre blanco, jabón negro, cristales de sosa, alcohol doméstico, papel de periódico, etc. Además de los productos domésticos, hay toda una serie de consejos naturales y económicos para limpiar los cristales de forma ecológica. Sin embargo, una pequeña cantidad de producto todo en uno, o de detergente líquido, es suficiente.


¿Cómo limpiar las ventanas?

Para limpiar los cristales de forma eficaz, es aconsejable empezar por limpiar los marcos y las ventanas. Necesitarás una esponja no abrasiva, una escobilla de goma de buena calidad y una gamuza. Una vez que hayas encontrado el mejor momento y el producto de tu elección, puedes abordar las ventanas:

– Primero, llena un cubo con agua caliente
– Añade una pequeña cantidad de producto (todo en uno, detergente, vinagre…)
– Limpia los cristales con una esponja o un paño no abrasivo
– Raspa de arriba a abajo con un rascador de ventanas, limpiando con cada pasada
– Limpia las baldosas con un paño de microfibra

Para una limpieza y mantenimiento ecológico y económico, puedes utilizar vinagre para limpiar tus ventanas. Para ello, coge una botella de spray y vierte ¼ de vinagre por ¾ de agua tibia. A continuación, rocía la solución en tus ventanas y espera 10 minutos. Por último, limpia los cristales con un paño seco y suave.

Utiliza las herramientas adecuadas: Una escobilla de goma es eficaz, pero para un acabado perfecto también se puede utilizar un cepillo de pizarras para limpiar ventanas. Tiene la ventaja de que no deja pelusas y permite trabajar con mayor precisión sobre ciertas vetas o suciedad en el cristal. Si realmente sólo tienes paños, elige uno de algodón.

Localiza y elimina las rayas: Para eliminar las rayas que se forman después de usar la escobilla de goma o el primer lavado, el cepillo de pizarra o el paño de algodón, haz una pasada horizontal en un lado del cristal y una pasada vertical en el otro. Esto te ahorrará la molestia de intentar deshacerte de una marca en el lado equivocado.

Si, a pesar de todos estos buenos consejos, la limpieza de tus ventanas sigue siendo un problema, llama a un limpiador de ventanas profesional. Estos especialistas cuentan con todo el equipo y los conocimientos técnicos necesarios para ocuparse del mantenimiento de todas tus superficies acristaladas con eficacia.


Vídeo sobre limpieza de cristales

4.6/5 - (21 votos)
Revista de la limpieza CLEANMAGAZINE